Theme Setting

Showcases

Background

This setting is only taking a look when select color and background.
If you want to set showcase color, background and disable Setting Bar, go to Templates Manager > AT-Templates > Global Tab

Ir arriba
  • Los 800 especialistas reunidos en Bilbao alertan de que este tipo de dolor, que afecta a siete millones de españoles, está infravalorado e inadecuadamente tratado
  • La demora media para recibir un tratamiento adecuado que pueda remitir o terminar con el dolor es de 1,6 años
  • Debido al impacto que ha tenido la COVID-19 en el sistema sanitario, se espera que estos plazos puedan incrementarse
  • La parte positiva: el Premio Nobel de Medicina va a atraer una mayor atención al tratamiento del dolor y se cuenta con nuevas técnicas y tratamientos
  • Casi la mitad de los pacientes que se enfrentan al dolor crónico (un 48%) están descontentos con el tiempo de espera para recibir un tratamiento

 

Bilbao, octubre de 2021.- Los especialistas en el tratamiento del dolor crónico subrayan que, a pesar de la magnitud del problema y el interés profesional, científico y social que supone la atención y el tratamiento de la persona con este tipo de dolor, esta patología está infravalorada o inadecuadamente tratada. Actualmente, más de siete millones de españoles (un 17% de la población) se enfrentan a esta situación. Sin embargo, tal y como apuntan los expertos, pese al gran impacto que tiene en la vida cotidiana de los afectados, el tiempo medio para diagnosticar el dolor crónico es de 2,2 años. En esa misma línea, la demora media para recibir un tratamiento adecuado que pueda remitir o terminar con el problema es de 1,6 años.

Además, debido al impacto que ha tenido la COVID-19 en el sistema sanitario, se espera que estos plazos puedan incrementarse.

Este escenario ha sido descrito durante la rueda de prensa de presentación de XVII Congreso de la Sociedad Española del Dolor (SED) por la presidenta de este congreso en Bilbao, presidenta de la Sección del Tratamiento del Dolor de la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao (ACMB), y anestesióloga de la UTD del Hospital Universitario Cruces, María Luisa Franco, el presidente de la SED, Víctor Mayoral, el presidente del Comité Científico, Carlos Goicoechea, y la vocal de comunicación de la SED, María de Madariaga.

Esta cita médica reunirá a más de 800 especialistas en el tratamiento del dolor y contará con más de 50 talleres y sesiones científicas. El encuentro, gracias a la mejora en la evolución de la pandemia, se llevará a cabo de forma presencial, pero varias de sus conclusiones e ideas clave podrán seguirse a través de las redes sociales de la SED con el hashtag #SEDBilbao21.

Una situación grave y compleja

Ahora bien, tal y como señalan los especialistas, un tercio de la población mayor de 14 años ha sufrido la interferencia del dolor en el desempeño de sus actividades cotidianas. De hecho, tal y como muestra el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su ‘Encuesta Nacional de Salud en España’, un 41% de las mujeres y el 27% de los hombres reportan que estos episodios de dolor les afectan “bastante o mucho”. Además, también tiene un gran impacto sobre la salud mental, puesto que, según los datos de la SED, casi ocho de cada diez personas que se enfrentan al dolor crónico en España afirman encontrarse ansiosas o deprimidas como consecuencia del mismo.

Sin embargo, como ya se ha mencionado, el diagnóstico puede demorarse durante más de dos años. Por todo ello, según los resultados del estudio ‘El dolor en la enfermedad crónica desde la perspectiva de los pacientes’ que ha desarrollado la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) junto a la SED, casi la mitad de las personas que se enfrentan al dolor crónico (un 48%) están descontentos con el tiempo de espera para recibir un tratamiento y se muestran insatisfechos respecto al manejo de su enfermedad o dolor.

En el caso español, la adherencia a los tratamientos, en los mejores casos (aquellos de dolor intenso) se encuentra en torno al 50% y solo la mitad de los pacientes se encuentra conforme con el mismo. Por otro lado, los fármacos para el dolor intenso o moderado son mayoritariamente AINES (medicamentos antiinflamatorios no esteroides), con bajos porcentajes de opioides y paracetamol.

La parte positiva

A pesar de la gravedad y complejidad de esta patología, desde la Sociedad Española del Dolor han querido hacer especial hincapié en que ya se están dando pasos para mejorar la situación de todas aquellas personas que se enfrentan a esta tipología del dolor. Uno de los más actuales es que el Premio Nobel de Medicina otorgado a David Julius y Ardem Patapoutian aborda el dolor. En su caso, ambos autores han descubierto que existen receptores comunes para el dolor, presión y temperatura. “Sin lugar a dudas, este galardón va a atraer más atención hacia la investigación del dolor”, explican desde la SED. Además, han recalcado que “ocho de cada diez pacientes que experimentan dolor intenso cuentan con tratamiento prescrito”.

Entre los contenidos y avances más positivos que se reflejarán en este congreso de Bilbao se encuentran que, “por fin”, el dolor crónico ha sido catalogado como una enfermedad, o que se cuenta con nuevas técnicas y mejores tratamientos farmacológicos para abordarlo. Además, a la hora de atender esta problemática, se apuesta por un tratamiento multidisciplinar con la mejor formación continuada y evidencia disponible que incorpora diversas disciplinas como: la atención psicológica, farmacológica, etc. Los especialistas también tienen grandes esperanzas en la medicina traslacional.

Un congreso dinámico y actual

Respecto al XVII Congreso de la SED, numerosos especialistas locales e internacionales se reunirán “con la ilusión de aprender y compartir conocimientos básicos y clínicos sobre el tratamiento del dolor”. La reunión arrancará con varios cursos de puesta al día para actualizar conocimientos sobre lumbalgia, imagenología e investigación en el abordaje del dolor.

Tras esta primera aproximación, los especialistas abordaran temas de actualidad y gran interés como el papel de la genética a la hora no solo de padecer dolor, sino en el momento de desarrollar un tratamiento que actúe sobre los genes, la situación actual de los cannabinoides en nuestro país y fuera de él, la conexión entre situaciones dolorosas y enfermedad mental, el dolor en población pediátrica y mucho más.

El programa completo se puede consultar aquí.

Abordaje del dolor en Euskadi

En 2014 el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) aprobó el ‘Documento Marco para la Mejora del Abordaje del Dolor en el SNS’. Sus líneas estratégicas se centran en el dolor como elemento prioritario y transversal en el marco de las estrategias y políticas de salud del sistema de salud español. Ahora bien, a nivel de las diversas Comunidades Autónomas, se han desarrollado diferentes planes o estrategias que se encuentran en distintas fases de evolución.

En el caso de Euskadi, este territorio ha contado con el plan ‘Retos y proyectos estratégicos de Osakidetza 2017-2020 a través del que se perseguía humanizar la atención de estos pacientes, adaptar los circuitos y recursos asistenciales a sus necesidades para lograr una atención integrada y rediseñar la atención del paciente con dolor agudo y crónico para logar una mejor atención.

Dentro del marco de esta estrategia general, algunas de las Organizaciones Sanitarias Integradas (OSI) han desarrollado sus propios proyectos para abordar el dolor. En este sentido, la OSI Barrualde-Galdakao ha desarrollado su ‘Plan Estratégico 2017-2020’, el Hospital Santa Marina el ‘Plan Estratégico 2018-2022’ y la OSI Bilbao-Basurto el ‘Plan Estratégico 2018-2021’. De hecho, gracias a estas iniciativas, el proceso asistencial integrado para estos pacientes de Euskadi fue reconocido como una buena práctica por parte del SNS en el 2017. Además, cade destacar que la Unidad del Dolor del Hospital Universitario Cruces, inaugurada en el año 1981, fue pionera para tratar esta problemática en el ámbito nacional.

Pin It